El conjunto rojiblanco superó a Echagüe por 62 a 56 en un trabajoso partido en el que casi siempre estuvo al frente en el tanteador. Juan Kelly con 17 y Podestá con 15 fueron los goleadores.

Vildoza recibiendo la cortina de Podestá, una de las mejores duplas de juveniles del TNA

Vildoza recibiendo la cortina de Podestá, una de las mejores duplas de juveniles del TNA. Foto: (Prensa Unión).

El inicio fue parejo en el clásico regional. El tatengue estaba mejor en ofensiva y en defensa mostraba su mejor versión. Podestá con 7 puntos en el inicio se hacía importante bajo los cristales ante la marca del americano de Echagüe, quien rápidamente dejaba el parquet santafesino por acumulación de faltas. Sebastián Cabello ingresó en su lugar y diezmo las ofensivas internas de Unión. Allí fue cuando aparecieron desde el perímetro Kelly y Bergel para comandar al tate hacia la victoria en los primeros diez (19-13).
En el segundo el tate se escapó en el inicio. Juan Kelly estaba imparable de tres (3 de 4), demostrando estar recuperado de su lesión en la pretemporada. Cuando faltaban 2 por jugarse sacó la máxima de once, con un triple de Puñet y un ganchito de la zurda de Podestá. Eric Tramiel, nulo en ataque, daba una mano en los rebotes (6 en once de juego) y el dueño de casa se mostraba más firme que los de Barsanti. Sobre el final el rosarino Agustín Carnovale y su impronta acercaron distancias en el clásico regional para que la primera mitad finalice 34 a 26.
El tercero fue visitante. El escolta Lisandro Ruiz Moreno estaba intratable en el Malvicino. Mostró todo su repertorio en ese lapso (12 de sus 18 en ese cuarto) tirando a cinco metros, de tres, en penetración. Lástima, para las aspiraciones entrerrianas, que estaba muy solo en las ofensivas paranaenses. Tan solo 4 puntos de sus compañeros en todo el cuarto (todos de simple por Santiago González, de gran tarea defensiva con 15 rebotes, 8 en aro ajeno). Unión en su peor momento la sacó barata: cayó 13 a 16 en un parcial que finalizó arriba 47 a 42.
En el final se vino la visita. Un par de triples de Kirkland pusieron el juego por la mínima (52-51) a falta de 3:30 por disputarse. Allí aparecieron Fernando Podestá sacando ventajas sobre Cabello (liviano en defensa por tener cuatro faltas) y “Juanchi” Bergel desde el externo (3 de 5 en la noche). Un par de veces pareció acercarse la visita, pero Reinick se agiganto en la lucha aérea y Kelly junto a Vildoza hicieron lo propio para trasladar el balón y hacer correr el tiempo. El tate lo ganó por 62 a 56 en un partido en el que dominó las acciones (por poco, por cierto) de punta a punta.
Con este triunfo los pupilos de Juan Siemienczuk tienen un Score de 5 triunfos y 2 derrotas en el arranque del TNA. Juan Kelly al final el pleito manifestó “Es importante volver al triunfo y dejar atrás el malísimo partido del viernes. Seguimos defendiendo bien y rotamos el balón adelante. Ahora el miércoles iremos a San Francisco, sabiendo los errores que cometimos. Seremos otro equipo ante San Isidro”.
SINTESIS:
UNION 62: Vildoza 5, Bergel 14, Peruchena 0, Reinick 6, Podestá 15 (FI); Kelly 17, Puñet 3, Tramiel 2. DT: Juan José Siemienczuk.
ECHAGÜE 56: Torre 4, Ruiz Moreno 18, Carnovale 11, Kirkland 10, González 5 (FI); Stival 0, Morales 3, Cabello 5. DT: Ignacio Barsanti.
Parciales: 19-13/ 34-26 (15-13) / 47-42 (13-16) / 62-56 (15-14).
Árbitros: Zanabone – D´anna.
Estadio: Ángel Malvicino.
Informe: Raúl Daffunchio Picazo (Prensa Unión).