Roque es un reconocido hincha tatengue no vidente. Su imposibilidad de ver le permite vivir su pasión por Unión de un modo especial. A pesar de su limitación visual, cada vez que el club de sus amores juega afuera de Santa Fe y con público visitante, Roque recorre el país solo para poder estar presente.