Unión venció a Echague de Paraná por 86-78. El Tate fue abajo en el marcador durante gran parte del partido y lo terminó ganando. Podestá fue el goleador con 28 puntos.

El primer cuarto tuvo un buen arranque para el Tatengue quien con un 5-0 se puso rápido en ventaja. Reinick se hacía fuerte en el poste y sacaba ventajas en el duelo frente a Gonzalez.

Sin embargo, con el correr de los minutos aparecieron algunas imprecisiones defensivas y tras algunas malos balances, el rival aprovechó los tiros abiertos.

Luego de esto la ventaja se hizo muy difícil de remontar en lo que quedaba de tiempo y el final del primer cuarto terminó con Echague arriba por 22-16.

El arranque del segundo cuarto comenzó peor que el final del primero. El Tatengue jugaba con un solo interno definido (Podestá) y con Gavotti marcando a Dodson quien complicó con algunos rebotes ofensivos y muchas segundas oportunidades para los de la visita.

Unión llegaba tarde a las rotaciones y los buenos movimientos de balón de Echague tenían como resultado muchos tiros fáciles que fueron aprovechados. Principalmente por sus tiradores.

La máxima llegó a ser de 17 a favor de los visitantes. A pesar de que el Tate logró bajarla a 9 con buenas apariciones de Podestá en el poste (con 7 en el cuarto), el final del primer tiempo ubicó a los de Entre Ríos arriba por 41-30 sobre Unión.

La charla del entretiempo sin dudas que tuvo un efecto altamente positivo en Union. El Tatengue salió a buscar revertir la imagen que venía mostrando hasta el momento.

La diferencia de once con el que comenzó el tercer cuarto, se redujo a cuatro y definitivamente volvió a estar en partido y a creer que se podía quedar con el mismo.

El principal problema para el Tate era el sector defensivo. Logró emparejar las acciones a partir de los ajustes en la carga del rebote por parte de los internos de Echague y comenzó a llegar a las ayudas.

Apoyados en Podestá (11 en dicho cuarto) incrementó los espacios en ofensiva y el goleo. De esta manera, logró estar al frente en varios pasajes del período.

En el final de este cuarto tras algunas desinteligencias y algunos tiros abiertos bien aprovechados por parte de los de Paraná, Unión finalizó 59-60 abajo en el marcador.

En el arranque de este último cuarto nadie lograba desprenderse en el marcador. Todo parecía ser una continuación del tercer período.

La visita seguía con la misma formula, aprovechar sus tiros abiertos al máximo y cargar el rebote ofensivo lo mas que pudiera.

Juan Siemienzcuk probó por primera vez en el partido algo que ya había mostrado al final de la serie regular. La formula de los tres internos, con Podestá, Reinick e Isola de alero, se hizo presente en este último cuarto. Tal vez para poder contrarrestar los problemas en el rebote defensivo, tal vez también para sumar más centímetros en la pintura.

Lo cierto es que el ingreso y la reaparición de Isola fue altamente positiva. El interno devenido de alero comenzó a anotar triples abiertos y se convirtió en un problema para los visitantes.

Podestá siguió machacando la zona y Vildoza se hizo cargo de la base siendo importante tanto en la ofensiva (con dos triples claves) como en la defensiva ayudando en el rebote y presionando en las defensas.

Finalmente el Tate sacó la máxima y definitiva diferencia para llevarse el primer juego y mantener la localía. A puro corazón y actitud se impuso por 86-78 frente a Echague de Paraná.

El próximo encuentro será el día sábado en el Ángel Malvicino a partir de las 21hs.

SÍNTESIS:

Unión (86): Franco 8, Barret 8, Ravina 2, Isola 11 y Reinick 13 (FI), Vildoza 6, Haag 10, Podestá 28, Gavotti 0. DT: Juan Siemienzcuk.

Echague (78): Jaworsky 9, Ruiz Moreno 10, Carnovale 15, Dodson20  y Gonzalez 6 (FI), Morales 5, Cecchi 3, Peralta 2, Casinelli 8. DT: Ignacio Barsanti.

Parciales: 16-22;30-41; 59-60; 86-78.

Informe: Sebastián Fazzolari (para Prensa Unión)

Fotografías: Fernando Crespi y Gonzalo Sejas (para Prensa Unión)

Posted by Club Atlético Unión de Santa Fe, Argentina on Viernes, 27 de marzo de 2015