El gol del triunfo en el clásico contado por su autor, Lucas Gamba, por un hincha que lo soñó y cumplió la promesa de tatuarse al goleador tatengue, Alejandro Lagoria, y Fernando Crespi, fotógrafo del Departamento de Prensa de Unión que retrató la foto que Alejandro inmortalizó en su piel.