El viernes 20 de febrero, gracias a la amistad que lo une a Unión y quienes están a cargo de Karate en la institución y con esfuerzos realizados entre todos, se pudo contar con la presencia de Lucas Astrada, joven deportista abocado al Karate Do altamente competitivo, que con una excelente predisposición y en forma totalmente desinteresada, aceptó la invitación para asistir a dar una clínica de entrenamiento deportivo y volcar sus experiencias a los competidores tatengues, actualmente en plena preparación en vista del mundialito de Brasil.

Karate_lucas_astrada_01

Lucas, ¿desde qué edad comenzaste con las prácticas de artes marciales, y por qué te decidiste por el karate do?
Comencé a los cuatro años, cuando nos mudamos a Alta Gracia, Córdoba. Había un dojo donde se enseñaba y quería empezar así que con el apoyo de mis padres ahí comencé para no dejar nunca, actualmente tengo 21 años.

Son muchos años de práctica, ¿en algún momento te has sentido cansado o con ganas de dejar?
No, en ningún momento. Hice de la práctica del karate do, mi forma de vida. Mi vida gira en torno del karate do, ya que es todo para mí.

¿Qué categoría tienes actualmente y a partir de cuándo te sentiste atraído por la práctica deportiva competitiva?
Actualmente soy cinturón negro 2do Dan, y allá cuando era cinturón naranja, más o menos con 11 o 12 años de edad, sentí la necesidad de saber qué es lo que había aprendido. Quería medirme con otro deportista, ver en qué nivel estaba y hasta ese momento en el dojo que yo practicaba solo se enseñaba karate tradicional y nada de torneos, combates y esas cosas que yo quería. Fue entonces que allí conocí el dojo de Gustavo Antonelli, y para mi gusto ahí se practicaba mucho lo competitivo que era lo que yo buscaba, y desde ese día hasta ahora estoy en este dojo.

¿Cómo fueron tus primeras experiencias en kumite?
Como todas las experiencias, las primeras fueron todos reveses, no podía lograr un buen resultado, pero esto en ningún momento me hizo tambalear. Al contrario, los malos resultados del principio hicieron que doblara el esfuerzo y me entrene con todas las energías porque yo sabía que podía lograr buenos resultados, progresar y en algún momento estar entre los mejores.

«Como todas las experiencias, las primeras fueron todos reveses, no podía lograr un buen resultado, pero esto en ningún momento me hizo tambalear».

Sabemos que tu entrenador es Gustavo Antonelli, 6to. Dan, amigo nuestro, perteneciente a la misma escuela, altamente conocido en el mundo del karate. ¿Qué te aporta Gustavo como maestro aparte de lo estrictamente técnico, en cuanto al crecimiento como deportista dentro del tatami y fuera de él?
Gustavo es todo para mí; como maestro en cuanto a lo competitivo es lo más, el quiere que saquemos lo mejor de nosotros y nos apoya de manera increíble. Todos sabemos el nivel de conocimiento competitivo que tiene. En cuanto a lo demás, es de esas personas que me conocen hasta la más mínima expresión y sabe qué está pasando conmigo, un gran consejero, una persona íntegra, una persona de honor, sin dudas un claro ejemplo a seguir.

Contanos cuándo comenzaron los primeros buenos resultados…
Siguiendo de manera constante y sin aflojar, en el año 2009 empezaron a darse los primeros buenos resultados. Ahí comencé a estar entre los primeros puestos y comencé a obtener las primeras medallas, los primeros trofeos. Ya participaba en todos los torneos regionales y nacionales a lo largo y ancho del país, me sentía reconfortado porque veía los resultados del esfuerzo y eso me motivaba más aún. No había que aflojar porque una vez que llegas lo importante es mantener ese lugar.

«En el año 2009 empezaron a darse los primeros buenos resultados… No había que aflojar porque una vez que llegas lo importante es mantener ese lugar».

¿Cuáles son para vos las metas propuestas en el futuro?
Me estoy preparando de manera óptima para el mundialito de Brasil, logrando un gran nivel. Creo que voy a llegar con grandes posibilidades de ganar el mundialito, estoy trabajando para eso. El torneo va a ser de un gran nivel y el desafío es grande, pero me siento ganador. Hasta el año 2013 yo integré la selección argentina de karate, otra meta sería volver a integrarla y poder realizar algún viaje que surja con la selección.

Siempre uno tiene algún referente como ejemplo a seguir, ¿qué deportista a nivel nacional e internacional admirás?
Creo que un claro ejemplo de entrega al karate do, que ha hecho del karate también su modo de vida, mas allá los logros personales, es Franco Icasati, actual capitán de la Selección Argentina de Karate. Para mí el es un referente, alguien que sin dudas es un ejemplo a seguir.

Los que estamos dentro de estos deportes competitivos sabemos que la magia no existe, sí sabemos que todo es fruto del esfuerzo y dedicación, y que mantener un alto nivel cuesta horas de entrenamiento, ¿vos cuántas horas le dedicás al karate?
Entreno dos horas diarias de lunes a sábado, prefiero hacerlo de esta manera, entrenamiento corto, conciso y puntual, y no entrenar demasiado y terminar haciéndolo demasiado cansado o muy agotado.

Karate_lucas_astrada_05

¿El entrenamiento físico puede de alguna manera mitigar o disimular el inexorable paso del tiempo?
El estado físico es preponderante, realmente tienes que estar siempre en estado óptimo para poder mantener un alto nivel, el paso del tiempo que es inexorable, a su vez te aporta experiencia, o sea todo está conectado entre sí, cuando se llega a esta etapa, debemos hacer valer toda le experiencia acumulada.

«Sin dudas, mi vida es el karate y lo será por siempre, estaré ayudando, como asistente, tal vez como entrenador, pero siempre ligado a este arte que me apasiona».

¿Cuándo crees que será el momento de dejar el kumite y -conociéndote- qué te veremos hacer cuando ese momento llegue?
En algún momento esto va a suceder, será cuando el físico diga basta, o cuando me dé cuenta que no estoy a la altura de las circunstancias, no se por ahora, pero llegado el momento, no estaré compitiendo pero seguiré estando, sin dudas, mi vida es el karate y lo será por siempre, estaré ayudando, como asistente, tal vez como entrenador, pero siempre ligado a este arte que me apasiona.

Para terminar Lucas, ¿a quién crees que deberías de alguna manera nombrar en forma de agradecimiento por apoyarte para que lograras llegar a este nivel y obtener tan buenos resultados?
En primer lugar, a mi familia, el apoyo de ellos es fundamental, tanto en lo anímico como en otras veces lo económico, el costo de los viajes, hoteles etc. es todo un tema, luego a mi maestro Gustavo Antonelli, que me enseñó todo, y junto a él a todos mis compañeros con los cuales entreno día a día, todos de alguna forma dan lo mejor de cada uno para crecer juntos, y esto no hace más que comprometerme y tratar de dar lo mejor de mí.

LUCAS ASTRADA, un karateca de alto rendimiento deportivo, encumbrado en los primeros lugares del karate a nivel nacional, fue integrante de la Selección Cordobesa de Karate, integrante hasta el año 2013 de la Selección Argentina de Karate, un deportista indiscutido, una gran persona como compañero y amigo, que en su condición de tal, vino a aportar todos sus conocimientos para colaborar con nuestros competidores que están en plena preparación para el mundialito Brasil 2015, un ejemplo para nuestro jóvenes alumnos.

La Sub Comisión de Karate Do y Kobudo del Club Unión de Santa Fe, agradece a Lucas Astrada su importante colaboración, actitudes como esta demuestran de la alta calidad humana de los integrantes de nuestra escuela y nos compromete en pos de acciones similares.

* Entrevista realizada por la SubComisión de Karate. ¡Muchas gracias!