Don Julio Avila jugó 92 partidos con la rojiblanca  y convirtió nada menos que 52 goles. En Colombia hizo dupla de ataque con el gran Alfredo Distefano y es uno de los pocos jugadores que fue convocado a la selección argentina jugando en la divisional de ascenso. Su amor por Unión no terminó con su carrera de jugador, fue técnico de nuestro equipo y hoy en día sigue tan pendiente del club de sus amores como el más fanático de los hinchas…