El equipo tatengue superó 89 a 85 a UNCAus en Chaco y cerró su serie 3-0. Desde el martes 12 jugará ante Barrio Parque por cuartos de final. Reinick con 26 y 11 rebotes fue la figura

Festejo de Unión tras ganarle a UNCAus. Foto: Jorge Marich. Gentileza Diario Uno de Santa Fe

Festejo de Unión tras ganarle a UNCAus. Foto: Jorge Marich. Gentileza Diario Uno de Santa Fe

El partido fue tan parejo como el segundo que se disputó en la capital santafesina, y otra vez la falta de recambios al elenco universitario lo dejaron en inferioridad de condiciones ante un Unión que tuvo en Alejandro Reinick a su máxima figura con 26 puntos siendo incontenible en el poste bajo. En Uncaus. Nuevamente Mauro Rotschy fue el scorer con 26 puntos.

Ya desde el primer cuarto Reinick hizo pesar su físico en el poste bajo y Juanchi Bergel clavó dos triples desde una esquina para la primera ventaja aunque Uncaus lo seguía de cerca con Rotschy y Argañaraz como abanderados en la ofensiva. El objetivo del elenco saenzpeñense era defender al máximo buscando lograr el descuento para ir a un cuarto partido.

Y así fue como en el segundo pasó a dominar con el tucumano Argañaraz anotando desde todas las posiciones y armando un buen tándem con el base Juan Cognini, además de Rodrigo Alvarez que se desdoblaba y rendía tanto en defensa como en ataque. En Unión, Fernando Podestá rendía mejor que en otros juegos y aportaba buenos puntos llegando desd la banca. Bergel en un choque con Rotschy quedaba aturdido en un oído y ya iba a ser el mismo en el resto del juego.

La lucha y la paridad se extendía en el tercer parcial con momentos de equilibrio como cuando empataban en 56 o 61 puntos, pero Colo Reinick que siempre era buscado por sus compañeros se las ingeniaba para anotar en primera o segunda opción, y si no lo hacía definía con puntería desde la línea de libres (10 de 13). Uncaus comenzaba a sentir el desgaste en la pintura, y sus hombres más altos como Stucky, Alvarez y Argañaraz se fueron cargando de faltas llegando al límite al último parcial.

El último tramo fue apasionante, entre Unión que lo quería cerrar y Uncaus que no bajaba los brazos y lo peleaba con las fuerzas que le quedaban, con una rotación de solo dos jugadores. Un triple de Mauro Rotschy igualó en 80 puntos el partido a poco más de un minuto, pero el americano Durley contestó con otro. Y los 60 segundos fueron interminables como dramáticos, pero otro doble de Durley y un robo de Vildoza sobre Cognini en la salida que termina en doble del tucumano liquidaron el partido y la serie toda.

Uncaus cayó de pie con lo que tenía, en una temporada en la que tuvo dos condicionantes: las numerosas lesiones y después el alejamiento del extranjero y su base titular. Aunque por contrapartida le permitió foguear juveniles. Unión se sacó de encima la reclasificación que nunca la quiso jugar y espera tener un juego más sólido en una fase más exigente que se viene.

Informe: Prensa UNCAus.