Marcelo Aranda es uno de los responsables del área de captación del Club Unión de Santa Fe, una de las instituciones que mejor trabaja en Divisiones Inferiores en el ámbito del fútbol argentino.

El Club Atlético Unión de Santa Fe desde hace varios años realiza un excelente trabajo en sus categorías formativas que tienen repercusión en el plantel superior de Primera División.

El “tate” clasificó a la Sudamericana 2019 de la mano de Leo Madelón y una camada de jugadores surgidos de Inferiores y Eduardo Magnín con chicos del club peleó hasta la última fecha el torneo de Reserva palmo a palmo con San Lorenzo y Talleres de Córdoba.

En la estructura deportiva Marcelo Aranda, que hace 8 años trabaja en el club, es el captador de chicos que sueñan con llegar a Primera División y recorre diversos rincones buscando futuras glorias: “Nuestro trabajo nos obliga a recorrer diversos lugares en la búsqueda de nuevos talentos. En la actualidad el plantel profesional que conduce Leonardo Madelón está conformado en un 60 por ciento por jugadores surgidos de las Inferiores. La Reserva está armada con jugadores del club y peleó hasta la última fecha el torneo con San Lorenzo y Talleres de Córdoba y eso da una pauta del trabajo que se viene realizando desde hace años en el club con las categorías formativas. Se remarca continuamente el trabajo que hace Unión con sus Inferiores y eso a uno lo pone contento pero es gracias al trabajo de profesores, empleados, dirigentes y cuerpos técnicos porque entre todos compartimos los lineamientos establecidos buscando lo mejor en esa área determinada que es la formación y proyección de jugadores a Primera División.

En una captación buscamos la destreza de un chico. Es un don que tienen que encierra un conjunto de destrezas que llevadas a un ámbito de formación y perfeccionamiento puede crecer y con sacrificio y trabajo ese chico podrá forjar su camino para llegar a Primera División. Es un camino largo y en conjunto entre el chico, su familia y el club para que ese camino sea llevadero. Unión en ese sentido arma pruebas en diversos puntos del país. Hay reclutadores que las organizan, vamos miramos y los chicos que pueden tener una posibilidad de crecimiento son llevados al club donde siguen siendo analizados y se les hace un seguimiento”, cuenta el entrenador.

Además Aranda comentó: “En Unión se sigue una línea de trabajo y eso está muy bueno. Cuando llegué a Unión fue a través de Nicolás Frutos que era el coordinador de Inferiores, después siguió Trionfini y Mosset, pasó Cicotello que se fue a Chile a trabajar con Kudelka y ahora hay una nueva persona y más allá de los cambios de coordinadores el trabajo no se modifica y tampoco se ve afectado porque hay un norte al cuál seguimos y en ese sentido nos apoyamos mucho en Martín Zucarelli que es el coordinador general para seguir avanzando. Hay una estructura muy bien armada y organizada para que las cosas no salgan de su lugar.

Da gusto como integrante de un cuerpo de Divisiones Inferiores mirar hacia arriba y que Primera División priorice a los jugadores de Inferiores. Cuando se juegan las fechas de formativas de AFA es normal verlos a Madelón o Magnín mirando los partidos y estar atento al desempeño de los chicos. Como entrenador me reconforta ver la importancia que Unión le da a sus Inferiores y está reflejado en lo que se ve domingo a domingo en el torneo de Primera División”, analizó.

Por otra parte y ya proyectando expresó: “Mirando a futuro llegamos a diciembre de 2017 con un trabajo realizado donde vimos alrededor de 1000 chicos de diversos puntos de la Argentina, de los cuáles varios de ellos ya están jugando Inferiores de AFA. Volvimos a realizar una captación los primeros meses de 2018 y hace unas semanas atrás comenzamos a realizar nuevas captaciones con una gran cantidad de chicos que se presentaron a nuestras pruebas y estamos analizando diversos chicos para poder sumarlos a futuro a la institución. Unión está haciendo un gran esfuerzo en todo sentido para que el trabajo sea cada vez mejor y se ve reflejado en la cantidad de chicos de la Argentina que buscan a Unión para una prueba y ser vistos.

Unión, con trabajo y esfuerzo llegó a ser un club vendedor. Hoy Unión puede vender y exportar jugadores cuando hasta no hace mucho tiempo Unión era un club comprador para poder armar sus planteles y eso es gracias la mentalidad dirigencial y al trabajo que se viene realizando en categorías formativas” sostuvo en diálogo con EDXD.

Fuente: Esperanza día x día